miércoles, 18 de septiembre de 2013

Diputado del PT pide castigar a policías federales que lo arrestaron durante desalojo del Zócalo

Diputado del PT pide castigar a policías federales que lo arrestaron durante desalojo del Zócalo
El viernes pasado lo retuvieron y golpearon junto con tres colaboradores en la calle de Madero
Ángel Bolaños Sánchez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de septiembre de 2013, p. 39
El diputado local del Partido del Trabajo (PT), Rodolfo Ondarza Rovira, informó que pidió el apoyo de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para que se dé cauce a su denuncia al haber sido golpeado y retenido varios minutos por elementos de la Policía Federal durante las acciones del pasado viernes para liberar la Plaza de la Constituición.
El legislador demandó también a la Secretaría de Gobernación y a la Comisión Nacional de Seguridad que se presente a los responsables de ladetención arbitraria de la que fue objeto, junto con tres de sus colaboradores, y se proceda a sancionarlos conforme a la ley.
Ondarza, explicó que lo anterior ocurrió alrededor de las 17 horas, cuando circulaba por la calle de Madero de regreso a sus oficinas en el Zócalo, luego de que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ya habían abandonado el Zócalo.
El legislador dijo que fueron retenidos y golpeados por los policías federales aun cuando él vestía una chamarra con el emblema de la ALDF y llevaba la identificación oficial del órgano legislativo.
Manifestó que uno de sus colaboradores fue el primero en ser golpeado en el cráneo con un toletazo, al tratar de impedir que lo detuvieran y posteriormente él, los otros dos acompañantes y otras personas fueron agredidas con toletes en cráneo, torax y abdomen.
Ya en el piso recibimos múltiples patadas en el cuerpo; en mi caso, el primer golpe que recibí fue en la espalda, posteriormente fuimos llevados a rastras hacia la patrulla de la Policía Federal número 14658, la cual se encontraba a escasos metros de la calle de Madero, casi frente a la entrada de las oficinas de la ALDF, narró el legislador.
Para subirlos a la unidad, manifestó que fueron atados de manos por la espalda con cintas blancas de plástico, pero posteriormente los hicieron descender y los treparon a otra patrulla, con número 15619 que avanzó unas calles para detenerse en 20 de Noviembre y Venustiano Carranza, donde comenzaron a interrogarlo a él, preguntándole por armas que supuestamente portaba y acusándolo de estar drogado o ebrio.
Después de una hora desde que iniciaron los hechos, finalmente cortaron el cincho que le ataba las manos y le dijeron que se podía ir, pero se negó a salir de la unidad hasta que presentaran a sus colaboradores.
El diputado local petista agregó que también reclamaron equipo fotográfico y celulares que les habían quitado e inicialmente negaban tenerlo pero se los devolvieron al advertirles que se harían un rastreo por sistema GPS para ubicarlos