sábado, 28 de septiembre de 2013

Propone la OEA despenalizar el consumo de mariguana en la región

Propone la OEA despenalizar el consumo de mariguana en la región
Combatir sólo la venta de estupefacientes es una guerra sin fin, asegura José Miguel Insulza
Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Sábado 28 de septiembre de 2013, p. 7
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo ayer en el Senado que la estrategia para combatir el narcotráfico en la región ha sido equivocada, ya que se enfoca sólo a la represión de la oferta de enervantes, pero no se ataca el poder económico de los cárteles de la droga, lo que deviene en una creciente violencia.
Se pronunció por la despenalización del consumo de mariguana, y advirtió que poner atención sólo a la venta de estupefacientes, sin acciones institucionales enfocadas a atacar las estructuras financieras y el lavado de dinero, será una guerra sin fin.
Al participar en el foro De la prohibición a la regulación: nuevos enfoques en política de drogas, detalló que, de acuerdo con un informe elaborado por especialistas de la OEA, el negocio del narcotráfico genera 154 mil millones de dólares al año, de los cuales 77 mil millones se lavan en el sistema financiero mundial.
También en el Senado, pero en otro foro, el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, sostuvo que pese al intenso debate en Estados Unidos sobre la despenalización de drogas, como la mariguana, la violencia que genera no va a cambiar radicalmente en la región en los próximos años.
Por separado, Insulza detalló que en ese informe –que jefes de Estado y de gobierno reunidos en Cartagena de Indias el año pasado le encargaron elaborar a la OEA– se insiste en abrir el debate sobre la despenalización del consumo de drogas. Detalló que 45 por ciento de la cocaína que se trafica en el mundo, la mitad de la heroína y la cuarta parte del total de mariguana se consumen en el continente americano, donde también se incrementó el uso de las anfetaminas.
Recalcó que de acuerdo con ese estudio, en lugar de disminuir, el negocio del comercio ilegal de drogas crece y ha dado origen a un conjunto importante de grupos económicos y organizaciones criminales que siempre dejan un rastro de dinero y de violencia.
Durante ese foro, legisladores de PRD y PAN sostuvieron que la discusión sobre legalizar o no la mariguana en México no puede esperar. El perredista Mario Delgado detalló que en el Senado se trabaja en la revisión de la Ley General de Salud, con el propósito de facilitar el uso científico y medicinal de esa droga.
El panista Roberto Gil Zuarth indicó que la discusión sobre el consumo y la legalización de esa droga es un tema que no puede esperar más, pero tiene que contar con un régimen diferente que termine o que contenga el efecto de la violencia.
Sin embargo, Campa Cifrián puso en duda que la despenalización de la mariguana en Estados Unidos reduzca la violencia. Durante la instalación de la mesa de trabajo de la Comisión de Seguridad Ciudadana, Combate y Prevención al Narcotráfico, Terrorismo y Crimen Organizado, del Parlamento Latinoamericano, el funcionario afirmó que este problema tiene un conjunto de razones estructurales, que básicamente están definidos por nuestra ubicación geográfica.
Tenemos una frontera de tres mil kilómetros con un país que ofrece muchas ventajas, pero que, además, es el principal consumidor de drogas en el mundo y eso implica un tráfico y tránsito permanente de estupefacientes, armas, dinero ilegal y de personas