martes, 1 de octubre de 2013

Cifra negra de secuestros es 98% mayor a las denuncias

Cifra negra de secuestros es 98% mayor a las denuncias
El resultado de la Envipe es metodológicamente sólido, dicen
Juan Antonio Zúñiga M.
 
Periódico La Jornada
Martes 1º de octubre de 2013, p. 17
En México se perpetraron más de 105 mil 600 secuestros durante 2012, estimó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cantidad 79 veces superior a las denuncias registradas por este delito en el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las cuales sumaron mil 317 el año pasado.
En promedio, durante 2012 se llevaron a cabo diariamente 290 secuestros en alguna parte del territorio nacional, o bien uno cada cinco minutos, según los calculos del Inegi en un trabajo exploratorio sobre la magnitud de este delito y la desaparición forzada, realizado por primera vez en México en consideración a la demanda de información de autoridades, organizaciones de la sociedad civil y de expertos en temas de seguridad pública y justicia.
Realizado en el contexto de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013 (Envipe), los resultados obtenidos sobre homicidios, desapariciones forzadas y secuestros permitieron generar estimaciones metodológicamente adecuadas sobre estos delitos graves, afirmó Adrián Franco, director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia del Inegi.
El especialista explicó que el resultado es metodológicamente sólido y que la cifra negra sobre secuestros es elevada por las características de este delito, de manera tal que la diferencia entre las denuncias y la estimación es de 98.75 por ciento.
Con relación a las desapariciones forzadas, el Inegi calculó en 4 mil 7 el número de personas que en 2012 fueron víctimas de este delito, perpetrado a manos de quien sea: delicuentes y cuerpos policiales y militares del Estado, explicó el especialista. En los registros administrativos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, dijo, sólo hay 718 denuncias de desaparición forzada o extravío.
Para referenciar la solidez de esos resultados, la metodología de la Envipe fue aplicada para estimar el número de homicidios que se perpetraron en 2012 y luego, el resultado fue confrontado con el número de registros sobre este delito en el mismo año.
Así, la encuesta de victimización estimó que el año pasado se cometieron 25 mil 583 homicidios en el país, en tanto que el número de defunciones por asesinato registradas en 2012 fue de 26 mil 37. Una diferencia de 1.7 por ciento entre ambos datos, que por referencia dieron certeza metodológica a los resultados obtenidos en el cálculo de secuestros perpetrados y desaparición forzosa de personas.
La cifra negra
La Encuesta de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública fue aplicada del 4 de marzo al 26 de abril de 2013 en 95 mil 810 viviendas de todo el país y detectó que uno de cada tres hogares en México tuvo al menos una víctima de delito durante 2012.
En números absolutos se cometieron 27 millones 769 mil 447 delitos en el territorio nacional, que afectaron a 21 millones 603 mil 990 personas, un promedio de 27 mil 337 víctimas por cada 100 mil habitantes de 18 años y más y un incremento de 12.4 por ciento en la tasa de delitos sobre el nivel de 2011. El incremento en la tasa de delitos, señala la Envipe, se debe al aumento de los más frecuentes tales como el robo o asalto en la calle o en el transporte público, la extorsión y el robo total o parcial de vehículo.
En orden descendente, las seis entidades con mayor número de víctimas por delitos son: el estado de México, con 41 mil 48 víctimas por cada 100 mil habitantes; Baja California, con 36 mil 579; Chihuahua, con 32 mil 567; Jalisco, con 31 mil 861; el Distrito Federal, con 31 mil 675, y Nuevo León, donde la cifra fue de 31 mil 316 en 2012.
A nivel nacional la cifra negra, es decir, la proporción de delitos ocurridos durante 2012 en los cuales no hubo denuncia o no se inició averiguación previa fue de 92.1 por ciento, lo cual indica que más de 25 millones 573 mil delitos cometidos el año pasado quedaron impunes y sin averiguación. Un porcentaje similar al de 91.6 por ciento estimado en 2011 y de 92 por ciento de 2010